2 de octubre de 2014

En serio, Tania?

Resulta que Tania Llasera está gorda. Esta todo el mundo flipando. De repente, se presenta en un evento tal que así:


Claro, se ha dicho de todo. La han puesto verde en todas las revistas. La pobre se ha justificado diciendo que había dejado de fumar y ahí, por un lado estaban los que la apoyaban a muerte y, por otro, los que venían a decir: bueno vale, no pasa nada por que estés gorda, pero no nos obligues a verlo, por dios, quédate en tu casa!!

Antes de seguir, me estoy dando cuenta de que os hablo de esta tipa como si tuvierais que saber quién es. Quizás no tenéis ni idea. Pues esta es como la Pilar Rubio, una chica mona que empezó en la sexta haciendo de... Chica mona y luego, se pasó  a Telecinco a hacer de... Chica mona otra vez.

Ahora está muy ofendida, como es normal. No entiende qué problema hay con que una mujer que trabaja de chica mona, deje de ser mona, así de repente. Y ha escrito una entrada en su blog hablando de lo enferma que está esta sociedad, que valora a las personas por su físico y nada más. Indignada, está.

Vamos hombre!! No me jodas, Tania!! Cuando te contrataron por ser mona, no te importaban las gordas que estaban en casa dejando de comer para ser como tú? Tú, que te paseabas por platós con minivestidos, consciente de que estabas ahí sólo por tu físico, nos vienes ahora con que la sociedad está enferma?? Por qué ahora, Tania? Porque ahora estás al otro lado? Mirando tías flacas por la tele y maldiciéndote por haberte engordado así? Ahora no vale, tía, sé coherente!!


Cuando vives de tu físico y el tema se te va al traste, a mi entender, tienes dos opciones:

1- Reconocer que tú vives de eso, contratar un entrenador personal, ir a un dietista, lo que sea, pero volver a ponerte estupenda lo antes posible (es lo que hacen todas).

2- Aprovechar la experiencia para abrir los ojos, denunciarlo socialmente, madurar e intentar asumirte siendo una mujer real. Y, sobre todo, buscar otra cosa en la que destacar y con la que ganarte la vida más dignamente de lo que lo habías hecho hasta ahora.

Pero tú no, Tania. Tú ahora te pones digna y dices que los kilos no te definen. Y que te sientes sana y sexy. Pero ya veremos cuánto tardas en adelgazar y en volver a estar ahí, colaborando en enfermar a esta sociedad. Y si no, ya lo veremos!!

6 comentarios:

  1. Pues no sabía quién era, pero pobre. Podía verse mejor con otra ropa, que seguro ella sabe de eso...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, desde luego el modelito es matador!

      Eliminar
  2. Cosicas que decir: Lo primero aunque esté fuera de lugar, que a mí esta chica nunca me ha parecido mona, siempre le he visto un punto machorrín que en fin...pero vaya, no viene al caso.

    Lo segundo, pues que es una putada engordar cuando dejas de fumar, y que a todas nos gusta más vernos delgadas y que no hay derecho a que nadie te juzgue por estar más gorda, pero claro, en este caso como tú dices, si de lo que has vivido hasta ahora es precisamente de tu imagen y de ir de niña mona, pues ajo y agua. Lo que ocurre es que seguramente la chiquilla se creerá que es una gran comunicadora o periodista o vaya usted a saber e igual pensaba que la contrataban por su buen hacer, es lo que tiene el autoengaño.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Yo sí la veo guapísima, la verdad. Autoengaño? Puede ser, pero entonces es más tonta de lo que yo me creía. Porque no he visto yo a ninguna "gran comunicadora" con un modelito como el de la segunda foto.

      En fin, volverá a adelgazar y volverá a ponerse esos modelitos. Y encima será peor que antes, porque su mensaje será: "si quieres, puedes", y entonces será cuando la odie de verdad...

      Eliminar
  3. Pues si, tienes toda la razón. Las cosas se ven de un modo u otro según en qué lado estés, pero cuando pasas de un lado a otro, hay que ser coherente con lo que siempre has pensado y no ser una chaquetera...
    Saludos.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...