10 de junio de 2017

Mis hijos

"Me gusta tanto decir MI HERMANO". Es la mejor frase que he oído en mi vida.

A él se le llena la boca al decirlo. Se palpa el orgullo y el amor que siente y ni él mismo comprende. Y a mí, desde que me llamó "mamá" por primera vez, no habían vuelto a emocionarme tanto unas simples palabras.

Me preguntan si siente celos. Y no, no hay celos que valgan. Tenemos un bebé. Un bebé que es de todos. Y es prioridad para todos. Y eso no ha cambiado lo mucho que nos queremos. Al revés, hemos descubierto que tenemos amor de sobras, más del que imaginábamos.

Mi hijo mayor se hace mayor. Tiene ideas propias y secretos. Secretos! Y ya no leo su mente como antes. Y ya no le consuela sólo mi abrazo. Ya no siempre. Ni le sirve siempre mi respuesta. Ahora duda, el tío. Y me mira con cara de "no tienes ni idea". Y a veces hasta me lo dice: "No te enteras!" Y le castigo en su habitación.

Pero me sigue pidiendo mil veces que le de un beso antes de irme a dormir. Y aún me abraza fuerte unas 17 veces al día.

Soy muy feliz. Tengo dos hijos maravillosos. Y te tengo a ti.
Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...