6 de agosto de 2014

A los 20...

Hoy he leído en facebook una carta que alguien escribía para, en el caso de que existieran las máquinas del tiempo, dársela a sí mismo 10 años antes. Ya, una chorrada como tantas que hay por facebook. Pero me ha hecho reflexionar. El tío se dice cosas, a mi parecer, absurdas. Por ejemplo: viaja ahora, que a los 30 serás muy comodón, confía en la gente pero ten cuidado, no llegues tarde (en serio?). 

Así que me he puesto a pensar en qué le diría yo a la Telma de 20 años. Y serían sólo cuatro cositas:

ESTUDIA! Pero nada de pedagogías ni rollos vocacionales, una ingeniería, nena!

VETE A INGLATERRA!! Un par de meses, de mochilera, como sea pero hazlo! Te va a joder mucho no saber inglés en el futuro.

Enamórate las veces que haga falta y sin miedo. No siempre te saldrá bien, pero podrás con ello porque los tienes cuadrados.

Confía más en ti y quiérete más! (aunque eso no sé por qué te lo digo, no sabes!)

Ves esa barriguita plana? Un día, la perderás para siempre... Te lo digo para que la enseñes, coño!

Te vas a hacer un tattoo? Ok, pero busca un buen sitio, ahí no que son unos chapuzas...

Por lo demás, lo estás haciendo bien. A mi edad, te gustará recordar estas juergas. Aún deberías desmadrarte más.

Y nada más, que te quiero, que estoy orgullosa de ti y que te espero a los 36, donde todo está bien, te lo prometo.

10 comentarios:

  1. Que buenos consejos, que suerte que estés bien. ¡SE NOTA! se te siente radiante. Un abrazo

    ResponderEliminar
  2. ¡Qué bonito final, Telma! ¿De verdad te habría gustado estudiar una ingeniería?
    Yo he corregido un artículo que hace una joven para una revista; habla de las cosas de las que se da cuenta, ahora que tiene veinte años. La he leído con mucha ternura porque me he sentido más bien lejos de eso :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No me hubiera gustado! Pero hubiera sido capaz y ahora lo agradecería.

      A los 20 años te das cuenta de muchas cosas, pero a los 40, más :)

      Eliminar
  3. Pues yo me encuentro en una encrucijada...

    Porque si adviertiera al tarugo que fui con 20 años, quizá no hubiera pasado ni la mitad de lo que he pasado, quizá hasta podría haber evitado marchas que se han producido, pero también estoy seguro que si no hubiera camino los infiernos que he caminado, no sería lo que soy hoy. Y no es que lo que sea hoy, sea bueno. Me sigo equivocando, la sigo pifiando (los tres tatuajes al menos, me los hice en un sitio de calidad y cada día estoy mejor con ellos ^_^) y sigo aprendiendo de cada una de las gambas que meto. Creo que la vida es más intensa de esta manera. Quizá sí le diría, Juanjo, cuando te digan que para que funcione el microondas lo primero es enchufarlo, no le hagas caso, lo primero es sacarlo de la caja, o sacarlo de la tienda incluso, no le hagas caso a esos manuales que se saltan pasos...

    Y tonterías a parte. Por lo que leo y he leído, la Telma presente es un buen resultado de la Telma pasada. Y es bonito que sea así.

    Que tengas una noche llena de cosas bonitas ^_^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Juanjo, la Telma de 20 años metió la pata todo lo que pudo y más. Y la de 25 y la de 30... Si no me digo nada es precisamente por eso, porque si no hubiera vivido lo que he vivido, no sería yo y no valoraría lo que ahora tengo.

      Besos, Juanjo

      Eliminar
  4. Bonita entrada. Pensaré tranquilamente en qué me diría yo a mí misma. Ahora solo me sale "huye, huye". Jajaja.

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...