21 de septiembre de 2014

Jodido datáfono!

No quiero empezar sin comentar lo mucho que estoy flipando con las visitas que está teniendo mi entrada con el título "Estoy embarazada". En serio, ha sido la entrada con más visitas de las 103 entradas que tiene mi blog, pero de largo. Tantas ganas tenéis de que me quede embarazada?? Poneos a la cola detrás de mi hijo, que es el primer interesado. Y tranquilos, que ocurrirá. Pero aún no.

Y ya vamos al lío. Hoy, casi me pego con una camarera. En serio. Es que, cuando jugamos con algo tan importante como el poco dinero que le queda a una en la cuenta, poca broma, eh?

Resulta que vamos a comer. Nada del otro mundo, cuatro tapas. No ha estado mal, un poco lentos y todo congelado, pero bien. Con una cervecita y un poco de hambre todo está rico. El problema ha venido a la hora de pagar. Traes la cuenta, por favor? Sí, 44,20. Joder. Con targeta? Sí.

Me sale denegada. Y esto me lo dice con una sonrisa, la zorra. En serio? Pues tengo dinero, eh? A ver, probamos otra vez... Sí, ahora sí.

Y se me ocurre mirar mi cuenta con el movil... Y me sale que me han cobrado la comida 2 veces!! Cómo??!!

Perdona, mira, es que me habéis cobrado dos veces, ves? Y le enseño el móvil. Y la chica, uy, pues voy a mirar, un momento. Y viene el jefe. No, no. Sólo lo hemos cobrado una vez, mira. Y yo: no, no, lo habéis cobrado dos veces, ves? Y él: no, no, mira. Y yo: no, no, ves?

Entonces, la jefa: voy a llamar a la caixa. Y yo empiezo a preocuparme. En serio voy a pagar 90 euros por 4 tapas?? Me cago en todo lo que se menea! Y si no me lo devuelven? Es que quemo el restaurante!! Y mi chico: tranquiiila. No! Tranquila, no! Que es mucha pasta! Buuf.

Y viene la jefa, hablando por teléfono. Ahá. Mm. Ahá. Y me mira y me dice: quieres que te lo expliquen? Y yo: a mí nadie tiene que explicarme nada, que me habéis cobrado dos veces, no me pases a nadie que me da lo mismo, que lo estoy viendo aquí. Y ella: es que tu banco te lo ha retenido a la primera por seguridad, pero te lo devolverá. Y yo: buuuf, lo siento pero no me convences. Y ella: es que eso es lo que me dicen...

El caso es que ya me veía llegando a las manos, en serio. Porque la tía era muy amable, pero me estaba robando y yo, y yo, y yo quería matarla! Por última vez, he mirado en mi cuenta a través del móvil y, efectivamente, así, de repente, de buenas a primeras, había desaparecido uno de los dos cargos. Se ve que era cierto. Lo retenían por seguridad. Pero oye, yo qué coño sé??!! Me he cagado, vale??

Total que digo: vale, ya está. Solucionado. Perdona, tenías razón. Me he asustado pero ya. Venga, vámonos. Perdón, eh? Venga, adios. Gracias, muy amables. Lo siento. Ha sido el susto.

No voy a volver. Además, las tapas no eran para tanto.

2 comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...