16 de febrero de 2015

El robot II

Así estábamos. El robot y yo. Mirándonos fijamente. Él, cabezota, insistiendo en su error número 9. Yo, dispuesta a lo que fuera por solucionarlo.

La solución que proponía el manual era "dar unos cuantos golpes enérgicos en ambos lados del paragolpes, con el fin de que caiga la posible suciedad que lo obstruye." Y eso ya estaba hecho. Había dado golpes suaves, golpes enérgicos, golpes histéricos y contundentes, incluso, sin éxito.

Otra posible solución que proponía el manual era "limpiar el paragolpes con aire comprimido." No te jode? Esta gente dónde se cree que vivo? En un taller? Hubo que coger el cacharro y llevarlo a la gasolinera. Allí, limpiarlo con el aire este de inflar las ruedas. Que ni idea de si estaba comprimido, pero no se nos ocurrió nada más. Sin éxito.

Decidí buscar soluciones por mi cuenta. La primera, quemar el puto manual de instrucciones. Luego, me dije: "a ver, Telma, aplica conocimientos. Probemos con refuerzo positivo."

_ Quién es el robotito guapo de mamá??  Quién es mi niño bonito que ya no va a decir más que tiene un error? Quién, eh? Quién?

_ ...

_ Y quién va a ser el rey de la casa que no le va a faltar de na'?

_ ...

_ Y quién ahora, cuando le ponga en marcha, va a limpiar toda la casita y sin protestar?

_ ...

_ Qué quiere mi robotito? Un regalo? Sí?

_ Error 9. Puta.

Había dicho puta? En serio? Me estaba volviendo loca? Sí, claro que me estaba volviendo loca!! Llevaba un rato ya hablando con un puto aspirador!!

_ 1, 2 y 3, 4, 5 y 6, yo me calmaré, todos los veréis...

_ Error 9.                   Puta.

Tuve que hacerlo. Yo no sé si vais a ser capaces de entenderme, pero no tuve otra opción. Era o él, o mi salud mental. Y últimamente, con eso de que como poco, mi salud mental no está en su mejor momento. Y ese... Hijo de su madre acababa de llegar! No podía permitir ese comportamiento! Habrase visto! Acabé con él de una vez por todas en un arranque de fúria desmedida. Hubo patadas, insultos, mordiscos y creo que hasta le escupí. Yo iba a tener que seguir barriendo, pero ese trasto no iba a reírse de nadie nunca más!! NUNCA MÁS!!

JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJJAAJJA

( En el trastero está, intacto, a la espera de una solución. Os lo he contado tal y como ocurrió en mi mente, que tenía más gracia, que no?).

6 comentarios:

  1. Acudí a una demostración de Vorwerk , y la señora que nos hizo la demostración como era amiga de una de nosotras ya nos dijo que no lo recomendaba, nos vendió una maquina maravillosa el Kobold VK150, lo tienes que pasar tu pero la limpieza es magnifica. un abrazo

    ResponderEliminar
  2. :D :D el aire comprimido lo venden para limpiar los teclados de las compus :D :D pero hay que ver a estos creadores de robots :D :D

    ResponderEliminar
  3. Tengo yo un robot que no me ha fallado nunca. Funciona a tracción animal y, como también lo uso para matar ratones, a veces le tengo que cambiar el palo, que se parte, pero es un recambio barato y muy extendido. Vamos, que no tengo que pedir la pieza a fábrica ni nada de eso. Pol tles eulos te puedes complal un lobot como el mío en cualquiel tienda de chinos. ;-)

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...