24 de julio de 2013

Pros y contras

No os pasa que, según en qué momento de vuestra vida estáis, todo el mundo os hace las mismas preguntas? Por ejemplo: a partir de los 16, más o menos (tampoco he hecho un estudio serio) todo el mundo te pregunta si tienes ya novio. A esa edad no te importa demasiado la pregunta, es más, te ríes y contestas tranquilamente, sea cual sea la respuesta y según estén tus padres delante o no, claro. Pero a partir de los 25 (otra vez más o menos), la preguntita de marras empieza a joderte... Sobre todo si es que no. Si a esa edad ya tienes novio, la pregunta de rigor es otra: os vais a casar? y a esta, le sigue: y para cuándo el primero? Si ya estás casado y ya tienes un hijo, y no queréis más? En fin, preguntas que oyes y contestas hasta la saciedad. Porque además dan para mucho. Gente que ya te ha preguntado hace meses, te vuelve a ver y te vuelve a preguntar, porque nunca se sabe si has cambiado de idea o de situación.

Ahora, en mi caso, la pregunta de rigor es: y no le vas a dar un hermanito?? NO LO SÉ.

Últimamente es algo que ronda por mi cabeza demasiado. Y quizás sea por la insistencia de la gente, tanto preguntar. Pero no tengo ni idea. Así que voy a hacer una lista de pros y de contras.


CONTRAS

-- Soy muy mayor y eso es un riesgo para el niño y para mí. A parte de que la paciencia no es la misma ahora que hace 10 años, ni la forma física (no dormir, engordar...)

-- Engordé 20 kilos en mi primer embarazo. Entonces estaba muy flaca y la cosa no fue grave... Pero es que ahora ya me sobran por lo menos 10, te imaginas 20 más?

-- Posibles consecuencias como: estrías, flaccidez, incontinencia urinaria, hemorroides, pérdida de piezas dentales.

-- Otra vez noches sin dormir.

-- Otra vez la casa llena de trastos.

-- Gastos constantes: leche, pañales, utensilios varios.

-- Los celos de mi hijo

-- Al no tener un trabajo fijo, o me paso días enteros sin ver a mi hijo, o le veo todo el día pero no tengo ingresos. Una mierda, vamos.

-- Se acabarían los fines de semana alternos libres.

-- Miedo, pánico, terror a separarme de nuevo y a tener un hijo de cada padre.

-- Bufff

PROS

-- No creo que pudiera arrepentirme nunca de tener un hijo, por mal que fueran las cosas. De no haberlo tenido, quizás sí.

Y ya.


P.D. Obviamente no es una decisión unilateral, pero aquí sólo estoy exponiendo mi punto de vista :)


10 comentarios:

  1. Pues sólo te queda pensar si te apetece tenerlo. Y mandar a todo el mundo a tomar por culo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. jajaja en eso estoy, Zum, en saber si me apetece tenerlo...

      Eliminar
  2. Lo has explicado perfectamente. Contras podrías poner mil, pros sólo hay uno, y es que si lo tienes jamás te arrepientes, el amor que sientes puede con todo.
    Yo no me he arrepentido nunca de no tener más, aunque creo que concretamente para ellos es bueno, pero que pereza da, a no ser que te entusiasmen, que no es el caso.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí tampoco me entusiasman... Pero está difícil decidir algo para lo que hay cuenta atrás, me siento presionada jajaja es el reloj biológico que va avanzando y me recuerda que tarde o temprano ya no habrá marcha atrás...

      Y sí: qué pereza!!

      Eliminar
  3. Vaya temita... ¿estás muy mayor? Pensé que seríamos de la edad... yo no me siento mayor para tener un hijo ahora ni el año que viene, pero sé que este es el momento y que luego empezará la cuenta regresiva... pasé hace años por eso de pros y contras de tener hijos, y al final lo que resolví para mí es que es una cosa fuera de lo racional. La pregunta que quedó fue: "¿quiero?" Durante años, lo quería para el futuro pero nunca para el presente; luego lo quise pero no lo quise en las condiciones en que me he encontrado; ahora mismo, a veces siento que lo quiero con el alma, y a veces siento que en realidad no, porque siento mi vida completa sin un hijo, y porque se me antoja vivir algunas comodidades que todavía no he disfrutado, sin la responsabilidad de la crianza. Pero luego vuelvo a querer, y me respondo que es mejor que un hijo no venga a completar una vida incompleta, sino que venga nada más porque sí, por amor entre dos, por amor a él (al hijo deseado). En algún momento lo desee con mucha fuerza, pero mi marido se fue para atrás y como esto es cosa de dos, y quiero que sea con él, me tocó esperar. Escribo esto y pienso que claro que quiero, que quiero un hijo de él, un hijo mío... ¡Lamento extenderme, Telma, es que ha sido uno de mis temas del año!
    En cuanto a las preguntas de los demás: tienen su lado bueno: o bueno, tiene su lado feíto que no las hagan... a mí me da la impresión de que no me preguntan, porque en mi familia y mi círculo de amigos de más años, creen que no soy "capaz" de esas cosas que se supone que las personas hacen, que no lo haría bien. Alguna de mis amigas me decía, cuando yo tenía "muy alto" el "deseo de hijo", que no se me fuera a ocurrir, que pobre niño, que como se me ocurría a mí, tan inestable.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es muy difícil decidir algo así. Principalmente porque no depende sólo de una. Hay que tener muchas ganas, teniendo en cuenta todo a lo que hay que renunciar, y las ganas deben coincidir con tu pareja. Y además, en nuestro caso, siendo mujeres, con cuenta atrás.

      Yo tengo 35 años y sí empiezo a considerarme mayor. Tengo un hijo de casi 8 años y ya no estoy con su padre, por eso pensé que este tema no iba a volver a venir a mi cabeza. Pero ahora hace ya 4 años que estoy con otra pareja y él no tiene hijos. Así que otra vez estoy planteándome si quiero un hijo o no. Mi pareja, por su parte, tampoco lo tiene claro. Y aquí estamos, que cada vez que hablamos del tema llegamos a la misma conclusión: no tenemos ni idea!!

      Me ha sorprendido esta "amiga" tuya que te dijo que no se te ocurriera tener hijos, que "pobre niño"... He tenido que entrecomillar la palabra amiga, porque una amiga no te diría eso.

      Crees que tu familia no te pregunta porque no te ve capaz? Y tú crees que tienen razón? Porque a veces en la familia la subestiman a una. En la mía no me consideran capaz de nada, o casi nada, pero están equivocados.

      Yo estoy más o menos tranquila porque ya soy madre, pero creo que nadie debería perderse eso. Si al final me decido es por amor a mi pareja y porque no quiero que se lo pierda él. Y porque, como ya he dicho en la entrada, lo tengas por el motivo que lo tengas y salgan las cosas como salgan, jamás te vas a arrepentir de haber tenido un hijo. De no haberlo tenido, quizás sí.

      Besos, Silvia!

      Eliminar
    2. Sí que es complicado, sí. Yo tengo 32, así que sé que en un par de años no podré planteármelo "para después", sé que van a tener que entrar los pros y los contras de salud, sobre todo por ser el primero.
      Me hace sentir bien que digas lo que dices. Alguna de mi gente cercana piensa que soy "esto" bueno, y "lo otro" maravilloso, pero que no soy capaz de hacerme cargo de mí misma, menos de una criatura... y es que sí he tardado en hacerme cargo de mí misma, pero estoy en eso, y me has recordado que soy yo quien sé lo que soy y lo que puedo.
      ¡Besos, Telma!

      Eliminar
  4. cómo es eso de que con el embarazo perdes dientes?!! nunca lo había escuchado.
    la gente que pregunta esas cosas es porque no te conoce realmente y sin embargo quiere hablarte de algo..a mí me pasa en cenas familiares con tíos de primos de abuelos que ni conozco

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, Nele, puede ser que pierdas algún diente, por el tema de perder calcio o algo así jajaja no tengo claro por qué, pero sé que es así :)

      Sí, la gente que no te conoce o la gente demasiado cotilla jajaja

      Besos!

      Eliminar
    2. Mi mamá me reclamaba por sus dientes entre bromas...

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...