22 de julio de 2013

De mudanzas




Nosotros, mi pareja, mi niño y yo, estábamos la mar de bien en una casita adosada. Llevábamos allí un par de años, tranquilitos, hinchándonos a barbacoas y a bañitos en la piscina de tres metros, que no veas cómo cunde! Pero no sé qué especie de fuerza nos condujo a pensar que, tal y como estaban bajando los alquileres, igual encontrábamos una casa mejor y más barata. Y dicho y hecho! La encontramos! Mecachis!

Total, que sí, sí, la encontramos. Una casa pareada preciosa. Con un lavabo más, una habitación más, un jardincito precioso, parquet... Perfecta, vamos! Y además, barata! La pega? había que esperar un par de meses. Dos meses haciendo planes que se nos han hecho eternos. Dos meses en que cada día nos gustaba menos nuestra casa adosada, vieja y asquerosa en la que ya no queríamos pasar ni un minuto más de lo necesario.

Hasta que, por fin, el viernes nos dieron las llaves!! Bieeen!!Esa noche con prisas nos dieron cuatro instrucciones porque aún tenían que acabar de empaquetar porque salían el sábado por la mañana. A Múrcia, se han ido los dueños. Un matrimonio jóven con un niño pequeño. Muy agradables... Pero muy, pero que muy... GUARROS!!

Tres veces habíamos visto la casa y no habíamos sido capaces de darnos cuenta de que estaba llena de MIERDAAAAAA. En serio os lo digo, parece mentira que ahí viviera gente... Y con un crío!! Lo primero que vimos fueron pelos de perro y de gato por todas partes... Nosotros tenemos una perrita, sabemos lo que es eso... Jamás hemos llegado al extremo de pelusas como las del oeste corriendo por el salón... Pero en fin, eso lo perdonamos. Pero el primer momento de verdad crítico fue cuando decidí quitar las fundas del sofá para lavarlas. Mira... Cuando vi que debajo de la funda estaba lleno de cercos de un tono marronoso... Ahí se habían meado no una, ni dos, ni tres veces, sino unas mil o dos mil!! QUÉ ASCOOO!! Eso no había por dónde cogerlo, os lo juro. Miré a mi churri con mirada suplicante y no hizo falta nada más, estábamos de acuerdo: había que salir de allí pitando a comprar un sofá. Era necesario y era urgente.

Así que tooodo el sábado, hasta las 8 de la tarde buscando sofá. Nos recorrimos yo no sé cuántas tiendas de muebles. Un calor! Unos sudores! Una sed! Y un agobio por el trabajo que nos esperaba y que no estábamos haciendo por culpa del sofá de las narices. Y lo caros que son los sofás! Pero lo encontramos. De hecho en la segunda tienda en la que entramos. Peeeero, como somos tan sensatos, decidimos darnos la vuelta al mundo antes, para mirar cientos de sofases más, no fuera que nos estuviéramos precipitando!! Así que, cuando ya por fin nos decidimos y volvimos a por él, un poco más y nos lo quita un señor... Menos mal que no, porque hubiera sido fuerte el sirocco... Y entonces qué, nos lo llevan a casa? Sí, el jueves. El jueves? Nos lo llevamos, nena. Qué?? Sí, sí. Vamos a por la furgoneta y venimos con los dos coches! Total, que a las 9 de la noche ya teníamos el sofá en casa. Y el otro? Por la ventana. Literalmente. Al patio. Qué gustazo!! Y ahora qué? ahora a dormir y mañana será otro día.

Domingo por la mañana. Venga vamos a limpiar. Mi churri: Yo limpio la cocina, nena. Ok yo los baños. Nenaa!! Tú has visto estooo?? Eso no era una nevera! Ni un lavaplatos! Esa cocina la ve el Chicote y llama a esos que van vestidos de astronautas con mascarillas para que vengan a limpiarla. Pero no, eso no era pesadilla en la cocina. Así que la tuvo que limpiar mi churri. 6 HORAS! Tuvo que sacar los electrodomésticos fuera para darles con la manguera.

Total, que el domingo todo el día limpiando. Ni comimos! Acabamos a las diez de la noche. Agotados. La casa limpia. Sólo la casa, eh? en el garaje ni entramos... Que eso daba para dos días enteros más y no los teníamos. Y en el patio, debajo de la ventana del salón, una montaña de trastos para tirar. Qué quiere decir eso? Que aún no hemos empezado la mudanza!! Osea que el fin de semana que viene hay que hacerlo TODO. Porque entre semana trabajamos más o menos unas doce horas cada uno...

AINSSS la semana que viene os cuento si morimos en el intento.

14 comentarios:

  1. Fingid que tenéis un restaurante y que la limpieza os la pague el chicote, y de paso un reforma.

    Madre mía... pero qué tenéis, ¿casero o inmobiliaria? Porque digo yo que si es un casero bien podría mirar por que limpiaran un poquito antes de irse, ya que parece que a los antiguos inquilinos no les cabe en la cabeza.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Los que se han ido a Murcia son los dueños de la casa que, ante la imposibilidad de venderla, se han decidido a alquilarla. Esa familia vivía así y no les debía parecer raro, ya que no se han molestado en limpiarla ni por vergüenza.

      Un saludo, Zum!

      Eliminar
  2. Parece una de esas películas futuristas, en donde el planeta queda arrasado y hay que comenzar de cero. Jajaja!
    Te sigo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaja tienes razón. La escena del sofá fue apocalíptica. Hay un antes y un después de eso. La semana que viene la siguiente entrega :)

      Un saludo, Dan!

      Eliminar
  3. Que horror Telma! Tratas de explicarlo con humor, pero me he puesto en tu lugar y uffffff! durillo, y con este calor! y con las ganas que tenéis...Se trata de terminar y hasta que no lo hagáis vais a estar de los nervios, pero luego, cuando esté todo, que satisfacción y que agustito.
    Las mudanzas en general siempre hacen ilusión y al mismo tiempo ponen los pelos de punta.
    Que guarros los dueños, por eso, luego la mala fama la tienen los inquilinos.
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues sí, no ha sido nada fácil. Y ahora, queda lo peor, que va a ser trasladar miles de trastos, ir a buscar la caravana y tratar de meterla en la casa, devolverle el coche a mi suegro que vive a una hora de aquí (lo necesitamos para mover la caravana),tirar toda la mierda que había aquí aún no sabemos dónde, limpiar la casa que dejamos y pintarla (nosotros no somos unos guarros)y todo eso en 2 DÍAS!! Casi ná!

      Besos wapa!

      Eliminar
  4. Paciencia, dentro de unos días cuando la veas limpia y ordenada ya ni te acordarás y a disfrutar. Un abrazo y una bayeta si te hace falta

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ya está limpia y ordenada casi del todo :) ya sólo queda el traslado...

      Saltinbrincos!

      Eliminar
  5. Aunque ahora no lo parezca ni un poquito, más adelante verán lo bueno de cambiar de aire
    ah, y que la fuerza los acompañe! eso de limpiar esa casa parece digno de un premio nobel!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La casa ya está limpita :) ya empezamos a ver lo bueno

      gracias wapa!

      Eliminar
    2. Cambiar de aire siempre es para bien, digo yo :)

      Eliminar
    3. Si lo has escogido tú, como es el caso, sí :)

      Eliminar
  6. ¡Qué barbaridad! :° Lo peor es que sea mugre ajena, que lo propio finalmente es propio, pero lo de otros ;D

    ResponderEliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...