23 de julio de 2014

Periquitos




Estando mi hijo en casa de su padre, me llama a las doce de la noche emocionado:

_ Mama! Sabes? Tengo una mascota nueva!

_ Ah sí? Qué mascota? ( veis que he pasado por alto la hora que es y que debería estar durmiendo o al menos no llamando por teléfono a nadie)

_ Un periquito!

_ Aha

_ Es más guay! Ya verás! Lo puedes tener fuera de la jaula! Y cogerlo! Y no se escapa ni nada!

_ Vale, vale... Para! En casa no entra ese bicho, eh?

_ QUÉ? POR QUÉ?

_ Pues porque te lo ha comprado tu padre sin consultarlo conmigo, si no ya le hubiera dicho antes que no, porque los pájaros enjaulados me dan mucha pena y porque no, porque yo lo digo y no llores que aún me voy a enfadar!

_ Vale...

Nueva llamada a las 00:30 ( yo flipo).

_ Mama! Los yayos dicen que el periquito se puede quedar en su casa! Y además, el papa me ha prometido que me comprará una periquita y así tendré una pareja!! (lo mato?)

Total, ahora mis padres tienen una pareja de periquitos insoportables! Que si se te ocurre abrirles la jaula, salen despavoridos y luego, cuesta una vida meterlos en la jaula de nuevo! Y yo soy la mala, porque los tienen ellos porque yo no los quiero...

Así que me están entrando unas ganas de comprarle una mascota al padre... Así, directamente, llegar a su casa con una cajita con... Por ejemplo... Un cachorro de gran danés!! Y, por supuesto, al día siguiente, otro!! Que uno solo igual se aburre...


11 comentarios:

  1. ¡Excelente idea! Solo como guasa, se me ocurre que sería genial ir a escogerla con el niño, para que vea lo buena que es su mami, que quiere que papá se sienta acompañado :D

    ResponderEliminar
  2. Uuuuuy!!!!!!!!!!!!!!! Como me suena!!!!!!!!!! Gusanos de seda, una paloma, un perro...todo lo que el padre se ha ido encontrando por la calle ha recalado aquí, para mi disgusto y desesperación. Luego la mala yo, ya lo dices bien, que es que a su santa no le gustan los bichos, no te jode! y la que tenía luego que darle el disgusto a mi niña, montar el pollo y hacer desaparecer animales era yo.
    Por cierto también tuvo en casa de mis padres un periquito, luegos dos agapornis, tortugas, pez, pajaritos varios y un largo etc, ésto porque ellos se dejaban liar por la chiquilla, luego cuando terminaban hartos pretendían que terminaran en mi casa, así que...que me vas a contar...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pero por qué son así? Por qué nadie tiene cojones de decirle que no al crío? Y lo peor es que están todos comvencidos de que el niño es un malcriado por mi culpa, porque al fin y al cabo, la madre soy yo...
      Bufff

      Eliminar
  3. Venga, aquí vengo a meterme en la destrucción más absoluta ^_^.

    Yo también sé lo que es que la persona que no tiene al niño de forma habitual, sea más condescendiente con él. Y se olvida de que su educación debe seguir siendo un trabajo de equipo (sin meterme en qué queda después de dar un paso, porque para separaciones tormentosas, la mía).

    Lo que más entristece en este caso es que para quedar bien, se priva de libertad a seres vivos. ¿Es posible que sea tan cortito que no entienda eso? Cómprale al niño la camiseta de Messi o el teléfono en 5 dimensiones con la cámara de 2 millones de megapixeles que te da una foto panorámica de dos marcianos cenando en la luna, y no atormentes a los seres vivos. ¿Puede hablarse con esta persona de esto? Y no me respondas, que me importa un pito saberlo, sólo es comentar un acto que no entiendo.

    Y para que no digan que me pongo de un lado, ¿qué mal te han hecho los cachorros de gran danés para que les desees esa vida? ^_^. Le puedes regalar una bobina de lana con dos agujas, un set depilatorio, un abrigo hawaiano que ocupe mucho lugar en su armario. En fin, todas esas cosas que nos gustan a los hombres para que entienda, que el espacio de cada uno, corresponde al que lo ocupa, decorarlo como prefiera.

    Eso que dices en un comentario es ley de vida. Hagas lo que hagas, el niño lo malcrías tú. Como todos los que cuidamos de ellos la mayor parte del tiempo. Yo es este el primer verano que estoy sin él, aunque hablo a diario. Y todos los fallos que el niño comete, sí, son culpa mía a ojos de su madre. Paciencia y será lo que el niño diga en el futuro, lo que dictamine si lo hemos hecho bien o no. Mi hijo decidió quedarse conmigo y eso, creo, que dice que muy mal no debo de haberlo hecho.

    Que tengas un día lleno de cosas bonitas ^_^.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Uy Juanjo, este es un tema que da para mucho!
      Mi relación con mi ex es buena, no me puedo quejar. Y entiendo que a él le cueste más decirle que no al niño, ya que le ve cada 15 días. Yo soy la mala, lo asumo, pero siempre me queda el derecho al pataleo jejeje

      Te deseo un bonito día a ti también :)

      Eliminar
  4. Cómprale un pug, un carlino, son pequeños y muy dóciles y cariñosos, tan cariñosos que lo seguirán hasta la muerte.

    ResponderEliminar
  5. Si uno pudiera elegir, debería tener hijos, con alguien a quien también le den pena los pájaros enjaulados... El problema es que no siempre se puede elegir, y luego el niño sufre las consecuencias...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Mmm yo elegí, pero no muy bien... De todas formas, no es mal padre. Hace lo que puede, como hacemos todos :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...