15 de julio de 2014

La playa




No me gusta ir a la playa. Por varios motivos. El primero, la vergüenza. Y sí, quiero decir vergüenza, no pudor. Me refiero a que me avergüenza enseñar ESTE cuerpo, por ser como es. Pero dudo que sintiera pudor alguno en enseñarlo si tuviera un cuerpo de escándalo. Bueno, en realidad, nunca lo sabremos. El caso,  es que ahora no me hace ni puta gracia eso de ponerme un bikini.

Otro motivo, la arena. En serio, no sé cómo lo hago, pero acabo con arena hasta en... Las orejas! Entre la crema que no tengo más remedio que ponerme, la arena, el sudor... Acabo pareciendo una croqueta enorme!

Más motivos; el sol. Me pongo factor 50, en todo el cuerpo, sobre todo en la cara y, para qué? Pues para acabar con la espalda quemada, la marca blanca del michelín en la tripa y la cara llena de manchas! Vamos, un cuadro...

Sigo; lo fría que está el agua. Demasiado para mí. Yo no me puedo meter ahí por mucho calor que tenga, es imposible!
Más; lo que quema la arena. Pero esto por qué lo hacen? Qué especie de tortura es esta de tener la arena ardiendo? Qué pretenden?

Otro; los niños. El primero el mío." Mama tinc gana. Mama tinc set. Mama juguem? Mama banya't! Mama, mira!" Y todo eso sin dejar de levantar arena! Y luego te preguntas por qué pareces una croqueta si no te has movido de la toalla!?

Sigo eh? Los matrimonios mayores que se plantan ahí a primera hora y no se van hasta las mil. Y no se callan. Y les encanta hacer amigos. Y la radio a tope. Y... Y... Y yo los mato!

Así que, ahora entenderéis por qué voy cada mañana a la playa con mi hijo. A ver! No nos vamos a quedar todo el día en casa... :)

22 comentarios:

  1. Te ha faltado agregar que te llevas la arena a todas partes... Arena en la ropa, en la cama, y hasta algún granito de arena que se cuela en la comida... Bueno, a mí tampoco me gusta ir a la playa :p

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Síiii, es verdad! Luego hay arena en todas partes... Un desastre

      Eliminar
  2. Confieso: A mí tampoco me gusta ir a la playa porque he engordado, porque tengo marcas de granitos en la espalda y de forúnculos en las ingles, porque estoy blanca como el papel pero odio tumbarme a tomar el sol, porque soy fotofóbica, porque no soporto el calor, porque no encuentro una postura cómoda en la que ponerme y termino con dolores de todo tipo, porque me aburro como una ostra, porque no soporto a la gente...¿sigo?

    ResponderEliminar
  3. Pues sigo...porque llego a casa mucho más cansada de lo que me fui, porque tengo que ponerme a hacer lavadoras con las toallas, porque no puedo meter la cabeza en el agua o me jodo las lentillas y si me las quito no veo nada...¿sigo?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jajajaha estoy segura de que podrías seguir...

      Yo hacía años que no la pisaba, pero ahora que llevo unos días yendo, poco a poco me voy acostumbrando. Además, hay cosas que mejoran con la playa, como el estar blanca, los granitos, incluso se acostumbra una a su propio cuerpo de tanto verse. :)
      Besitos!

      Eliminar
  4. A mi tampoco me entusiasma, solo por la arena, lo demás no me molesta, mi cuerpo es mio y me he acostumbrado a el, nunca me pongo crema, el agua me gusta fresquita, la gente no me molesta, los niños y jugar me gusta, pero por culpa de la arena busco siempre las esquinas de la playa donde hay mas rocas y menos arena. ¡Ánimo, que el verano solo acaba de empezar!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sí, es verdad, aún queda mucho verano! Y tienes razón, lo peor es la arena, para cuando una playa con cesped?? Esa sí que molaría, eh?
      Besos!

      Eliminar
  5. ¡¡Telma!! ¡Tener la playa cerca! ¡Poder ir todos los días! A mí que me hace feliz mi pequeño parque enfrente, y tú te quejas de ir al mar :D Pero bueno, entiendo, parece muy comprensible desde tu explicación ;D Yo estoy muy ilusionada porque tengo el plan de ir en diciembre; lo tuve el año pasado pero no pude; esta vez sí :) :) Hace 19 años que no voy. Fui a un puerto hace unos doce años, pero no fui a la playa.
    Oye, ¿qué es lo que dice tu niño? Quiero decir, en español ¿? "tinc" debe ser "tengo", porque "tinc set" debe ser "tengo sed"; ¿"gana" es como "ganas", como "ganas de orinar"? "juguem" está claro que es jugar. Así que queda "banya't". Eso sí ¿qué es?

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ains, es la tercera vez que escribo tu respuesta, Silvia, no sé por qué desaparece! Te decía que siempre he vivido cerca del mar y no podría pasar años sin verlo...
      Mi hijo dice: tengo hambre (gana), tengo sed, jugamos? Y báñate!
      Espero que este diciembre tengas suerte :)

      Besos!

      Eliminar
  6. Odio la playa. Razones hay a puñaos pa' no ir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Y yo me pregunto: si todo el mundo la odia, por qué siempre está tan llena??

      Eliminar
    2. Yo no la odio 😊 a mi me encanta... con tu sombrillita, la nevera con cervecitas, el mega bocata de lo que sea... I 💜 playa... jeje...

      Eliminar
    3. Bueno... Eso es como decir que te gusta la playa desde el chiringuito jajajaja así no vale!

      Eliminar
  7. La odiarás tú chata...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tú también la odias... A ti te gusta menos que a nadie. Es más, no has ido a la playa en tu vida, sólo de pensarlo, llorarías. XD

      Eliminar
  8. Hola ^_^.

    A todo se acostumbra uno, todo tiene su lado bueno, lo pegajoso de la arena tiene de bueno que luego te entretienes en quitártela, lo fría que está el agua tiene bueno que una vez que te acostumbras vuelves a repetir y eso es un aprendizaje. El coñazo que da el niño es vida y yo también estoy pendiente del mío y me encanta el coñazo que da porque es un tiempo que comparto con él. Incluso, aunque ninguno de los dos tenemos cuerpos de gimnasio, estamos tranquilos porque nadie nos mira precisamente, porque se dedican a mirar a las esculturas que van a lucirse ^_^.

    A mí sí me gusta ir a la playa ^_^. Tanto como este texto cargado de humor y muy bien escrito.

    ¡Un saludo!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Muchas gracias, Juanjo!

      Sí, es verdad que dan el coñazo pero a la vez nos dan la vida...

      Un saludo!

      Eliminar
  9. ¿Volver a casa con varios kilos de arena entre la ropa y las toallas?
    apuf!

    (pero resérvame un sitio cerquita...)
    :)

    ResponderEliminar
  10. Buena razón! quedarse en la casa TODO el día no es buena idea con niños. Yo tengo dos y ay! La playa también me produce malestares como los tuyos, y agregaría que no le encuentro sentido a que la gente vaya a tirarse allí, si es por bañarse ¿no tienen agua en casa? ¿y la sal? jugar en agua no es lo mío. Acepto de vez en cuando una caminata por la mañana, a la orilla del mar, y ya.
    Estuve agusto en tu blog,

    Saludos y un placer.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Voy a la playa principalmente por el niño, a él le encanta! Y así, de paso, cojo colorcillo jeje

      Esta es tu casa, Beatriz :)

      Eliminar

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...